Noticias

Actualidad

El adiós del CBS al Director Honorario Enrique Matta Rogers

Fotos Portada Noticia

Solemne tributo de la Institución a su Miembro Honorario y Voluntario Honorario de la 5ª Compañía “Arturo Prat”.

En el Cuartel General, en presencia de los Oficiales Generales del Cuerpo de Bomberos de Santiago (CBS) y de una delegación de la Quinta Compañía “Arturo Prat”, se realizó, el martes 1 de junio, la despedida del Director Honorario y Miembro Honorario de la Institución, Enrique Matta Rogers (Q.E.P.D.).
La ceremonia fue encabezada por el Superintendente del CBS, Marco Antonio Cumsille Eltit, quien en su discurso fúnebre hacia el destacado Bombero, fallecido el domingo 30 de mayo, señaló: “En el triste honor de los Superintendentes, me toca despedir a quien por más de 75 años prestigiara su noble condición de Bombero y de 'quintino'. Decirle hoy adiós a Enrique Matta Rogers no sólo es doloroso, sino también muy difícil”.
Agregó el Oficial General que “no basta rememorar su impresionante hoja de servicios para definir a quien fuera uno de los miembros más notables de nuestra Institución, uno de los pilares del Directorio en el último cuarto de siglo, donde honró tanto a su Compañía como al Cuerpo en su doble condición de Voluntario y Director Honorario”.
Sobre el tiempo compartido por ambos en el Directorio, como representantes de sus respectivas Compañías, el Superintendente afirmó: “Aprendí mucho de él, porque lo observaba con la pasión, la vehemencia y firmeza con que defendía sus convicciones, porque era un hombre de convicciones muy profundas. Las hacia valer a riesgo de caer en una impopularidad tan fatua como pasajera. Siempre fue un hombre de ideas claras y a veces podía convertirse en un durísimo adversario. Pero no se tome a mal el considerarlo un durísimo adversario. No hay nada más noble que ser un adversario en el terreno de las ideas, allí donde él se paseaba con soltura dado su nivel cultural y educacional y el poder de la argumentación, donde la racionalidad y emoción se combinaban en perfecta armonía”.
En la parte final de su discurso fúnebre, el Superintendente afirmó: “Reciba su familia y la Quinta Compañía, en nombre del Cuerpo todo, mis más sentidas y sinceras condolencias por esta gran pérdida, que nos deja aún más huérfanos de hombres que supieron darle un sentido profundo a la vida y encarnaron con pasión la noble vocación de ser Bombero Voluntario”. 
Y cerró su alocución así: “Director Honorario Enrique Matta Rogers, descanse en paz”.

Director Quinta Compañía

Tras la alocución del Superintendente, intervino el Director de la Quinta Compañía, Jerónimo Carcelén Pacheco, quien señaló: “Su inquietud intelectual lo llevó a estudiar Derecho en la Universidad de Chile y posteriormente un Master in Business Administration (MBA) en la prestigiosa Universidad de Harvard, donde no sólo aprendería sobre negocios y finanzas, sino que también apreciaría la cultura anglosajona y cultivaría una especial afición por escritores y poetas americanos”.
Agregó después: “Cuando ingresó a la 5ª, el 21 de enero de 1946, patrocinado por Guillermo Matte Hurtado y Alfredo Santa María Sánchez, quien da el nombre a esta plazoleta, Enrique Matta Rogers traía consigo esta herencia social, cultural y política, que confluyó con el camino que su bisabuelo Carlos Rogers había iniciado en 1873 al fundar y ser el primer Capitán de la Quinta. En ese entonces, con sólo 19 años, fue la cuarta generación de quintinos tras el Superintendente y Comandante Carlos Rogers Gutiérrez de la Fuente, y los directores Carlos Rogers Palma y Enrique Matta Figueroa. Bajo su atenta mirada y, en parte, siguiendo su ejemplo, en las siguientes dos generaciones de la familia hay 9 ‘quintinos’, entre ellos dos directores y tres capitanes”.
Sobre el Servicio mismo de Enrique Matta Rogers, el Director Carcelén dijo: “En su trayectoria como quintino destacan sus 3 años como Capitán, ampliamente recordados por su dedicación al Cuartel, su disciplina en el servicio y el primer lugar en el Premio de Competencia ‘José Miguel Besoaín’ de 1964; posteriormente, en sus más de 8 años como Director, primero en los difíciles años ’80 cuando los jóvenes habían perdido la motivación por la causa bomberil y la lista de activos era escuálida, y después en los ’90, le correspondió liderar el desafío de formar a las nuevas generaciones de quintinos sin perder de vista aquellos principios que siendo un niño conoció en ese lujoso Cuartel de Teatinos N°38”.
En otro pasaje de su alocución, el Director Carcelén afirmó: “Este liderazgo en la Quinta derivaría en que su nombre fuera considerado para otras instancias superiores. Aunque su deseo fuera someterse a una votación de las Compañías para elegirlo como Oficial General, el destino lo llevaría a ser uno de los pocos Directores Honorarios que ha tenido el Cuerpo de Bomberos de Santiago sin haberse desempeñado en alguno de esos cargos. Esta designación no estuvo exenta de dolores y hubieron de pasar 7 años entre la primera vez que se propuso su nombre y su elección el año 2000”.
Acerca del ejercicio de Enrique Matta Rogers como Director Honorario, señaló: “Esta designación podría haber sido considerada como el punto cúlmine de su carrera bomberil, sin embargo, a sus 72 años y con más de medio siglo vistiendo la cotona verde que hoy reposa junto a sus restos, eligió ejercer como un Director Honorario participativo, influyente, incluso desafiante de la inercia y comodidad que le podría brindar un cargo vitalicio”.
Finalizó: “El niño travieso cerró sus ojos azules, el Director Honorario Enrique Matta Rogers, el último Fundador, nos seguirá iluminando con el fuego de su espíritu”.
 



Compartir esta noticia:

Comenta esta noticia: