Noticias

Actualidad

Asume nuevo Superintendente CBS

Fotos Portada Noticia
Foto: CBS

En su discurso, tuvo palabras para el Directorio, agradeció el apoyo y se comprometió a trabajar por la Institución.

El Directorio del Cuerpo de Bomberos de Santiago (CBS), se reunió ayer en el salón de Honor del Cuartel General, para sesionar extraordinariamente y realizar el escrutinio de la votación, efectuada por las 22 Compañías, para proveer el cargo de Superintendente de la Institución.

El primer reemplazante del Superintendente y Vicesuperintendente, Alejandro Artigas Mac-Lean, ofreció la palabra al Secretario General, Jorge Echeverría Noton, para leer el resultado final de la votación, donde obtuvo la mayoría el Bombero Honorario de la 18ª Compañía y actual Vicesuperintendente, Marco Antonio Cumsille Eltit.

El Director Honorario, Alejandro Artigas, le informó de la decisión, consultándole si opta por el cargo de jefe superior de la Institución. El Bombero Honorario Marco Cumsille Eltit aceptó la decisión y confianza entregada por las Compañías de la Institución. 

Tras ello, se entregaron los distintivos al nuevo Superintendente, quien deberá lucir en todo acto de la Institución, siendo aplaudido por los presentes en la sesión.

El Cuerpo vive uno de los períodos más sólidos de su historia

En sus primeras palabras como Superintendente, Marco Antonio Cumsille Eltit, recordó sus inicios como Bombero hace más de 40 años.

“(…) Provengo de una cuna humilde, de un cuartel de lata, de un piso de tierra, de los bomberos de cotonas raídas, de las mangueras parchadas, de los pitones que se reparaban y no de los que se cambiaban por uno último modelo. Astillas rompían nuestras manos cuando parábamos una escala de techo, en la época de la madera, la toalla blanca y el olor a humo impregnado en ella (...)”

Dentro de su discurso, solicitó a los presentes ver cómo se encuentra hoy la Institución.

“(…) Quiero que se detengan un instante, con conciencia plena de que el Cuerpo vive uno de los períodos más sólidos de su historia, humana, técnica y económicamente. Tenemos más voluntarios y voluntarias que antes; nuestras máquinas son modernas y seguras; sacamos los uniformes de una bolsa sellada sin que nadie les haya dado uso antes, pero no es lo que nos debe mover. Vivimos el tiempo del bienestar, aunque es necesario tener presentes quiénes somos y de dónde venimos. El Cuerpo de Bomberos de Santiago nació con un mandato solemne que ni la técnica, ni el dinero pueden traicionar (...)”

Señaló que accede como jefe superior de la Institución, con la misión de guiar las filas con una visión que no debe reescribir el objetivo por el cual se fundó esta noble asociación.

“(…) Accedo al máximo cenit bomberil con la humildad de mis días en el cuartel de lata dieciochino, o de la tradición tercerina de la cual orgulloso fui parte, pero también con la misión de guiar las filas con una visión que no debe reescribir el objetivo por el cual se fundó esta noble asociación: “El Cuerpo de Bomberos de Santiago debe estar preparado para atender a la comunidad en cualquier emergencia que ésta lo requiera”, decía hace más de 120 años Ismael Valdés Vergara. Sin duda, nuestra evolución así lo atestigua. Pero son tiempos difíciles y no debemos girar a cuenta de nuestro enorme legado (…)”

El nuevo Superintendente, tuvo palabras para el Directorio, donde se refirió a la disciplina, cohesión y austeridad.  

“(…) Señores miembros del Directorio, no es el momento de extenderme sobre los desafíos que se imponen, pero sucintamente quiero referirme a tres de ellos; disciplina, cohesión y austeridad. Sin disciplina seríamos una horda a la deriva; sin cohesión, pasaríamos a ser simplemente un grupo de compañías bajo un mero nombre; y, sin austeridad, cayendo en la tentación de la billetera amplia, nos embriagaríamos en la espiral del consumo sin sentido. Vital para conseguir buenos objetivos es sacar al Cuerpo de la trampa del día a día y embarcarnos en un horizonte de mediano plazo, conocido y asumido por todos. Es una de las tareas que me pongo por delante (…)”. 

Al finalizar su discurso, agradeció el apoyo recibido y se comprometió a trabajar por la Institución.

“ (…)Así como me cuelgo las insignias del mando con la humildad de un voluntario primerizo, quiero también comprometer mi trabajo, tal como lo he desarrollado en los últimos seis años en el Cuartel General, con el único norte posible de velar por la existencia de esta Institución que amamos. Agradezco el apoyo recibido de cada uno de ustedes, aunque soy enemigo de las unanimidades. Pienso que se crece más en el disenso, en el intercambio fructífero de ideas, que en el cegador halo de la concordia complaciente (…)”.

El nuevo Superintendente, fue aplaudido y felicitado por todos los miembros presentes a la sesión, entre los que se encontraban miembros de su familia y de la 18ª Compañía.

Hoja de servicio

Bombero Honorario de la 18ª Compañía, don Marco Antonio Cumsille Eltit, se incorporó el 26 de abril de 1977, renunciando el 4 de febrero de 1980.

Posteriormente, el 29 de mayo de 1980, ingresa a la 3ª Compañía, sirviendo hasta su renuncia el 3 de septiembre de 1980.

Se Reincorpora a la 18ª Compañía el 24 de septiembre de 1982. En la Compañía, desempeñó los cargos de Secretario en los años 1978, 1979, 1982, 1983, 1984, 1985 y 2011. Consejero en 1979, 1986 a 1995, 2000 a 2001, 2005 a 2008. Director en los años 1996, 1997, 1998 y 1999. Capitán en 2002 a 2004 y 2012.

En el Cuartel General, ejerció el cargo de Ayudante de Administración del Departamento de Informática entre los años 1995 y 1996.

En la Institución, ocupó los cargos de Secretario General entre 2012 y 2014. Vicesuperintendente desde el 01 de diciembre de 2014 hasta hoy.

El 24 de septiembre de 2014, recibe su último Premio de Constancia calificado, por 35 años de servicios, con 2.817 asistencias sobrantes. 



Compartir esta noticia:

Comenta esta noticia: