Noticias

Actualidad

Hombres con Alma de Fuego: Máximo Humbser Zumarán

Fotos Portada Noticia

El primer Comandante del CBS en ofrendar su vida por el servicio.

Una propiedad ubicada en Serrano N° 79, en pleno corazón de la ciudad de Santiago, era atacada por un incendio el viernes 22 de agosto de 1952, a las 02:30 hrs.

El siniestro fue violento, pero las Compañías presentes, antes de una hora lo habían dominado.

La Quinta armó cuatro pitones. El Comandante Máximo Humbzer Zumarán ordenó al Capitán Hernán Swinburn que hiciera retroceder a dos de ellos por haberse situado en una ubicación, que a su juicio era peligrosa. El viejo edificio amenazaba derrumbarse y por lo tanto dispuso a todas Compañías cortar el agua para efectuar una inspección personal del inmueble.

Se le vio subir al segundo piso acompañado sólo de sus Ayudantes. De pronto, desde la calle se escuchó el estrépito del derrumbe y una voz que gritaba ¡Cayó el Comandante!.

Bajo una montaña de escombros quedaron aprisionados el Comandante Humbser y su Ayudante Raúl Rodríguez Vidal, de la Duodécima Compañía. Este fue rescatado con vida después de larga y peligrosa labor ya que otras murallas amenazaban desplomarse sobre el mismo sitio. Más tarde declararía "La misma columna que mató a Mi Comandante fue la que me protegió a mi".

Al fin pudo descubrirse un brazo del infortunado Comandante. Los Cirujanos de la Quinta y de la Undécima Compañías, doctores Prieto y Raffo respectivamente, le tomaron el pulso antes de lograr extraer totalmente el cuerpo y confirmaron su muerte. A más de una hora de incesante trabajo se pudo extraer su cadáver, cuyas insignias de mando mostraban las huellas de la tragedia.

Fue trasladado a la Asistencia Pública y de ahí al Cuartel de la Quinta. Así se cumplían las terminantes disposiciones de que sus restos se velaran en su Compañía, pero por su calidad de Jefe del Mando Activo de la Institución, debió rendírsele los honores correspondientes en el Cuartel General.



Compartir esta noticia:

Comenta esta noticia: