Noticias

En la Memoria del CBS

Hombres con Alma de Fuego: Los Seis de Amunátegui y Huérfanos

Fotos Portada Noticia
Foto: CBS

Gloriosos hombres de la 3ª, 4ª, 6ª y 12ª Compañías que escribieron el episodio más difícil de la historia del CBS.

La madrugada del jueves 15 de noviembre de 1962 se configuró como el escenario más duro que ha debido enfrentar el Cuerpo de Bomberos de Santiago.

Eran las primeras horas, específicamente las 02:45, y una alarma de incendio es declarada en la esquina de Hermanos Amunátegui y Huérfanos, pleno centro de Santiago. Las Compañías presentes en el lugar, trabajaban en su gran mayoría con aquellos jóvenes Voluntarios que pernoctaban en sus Cuarteles, integrando las dotaciones de Guardias Nocturnas.

El incendio en si era de poca magnitud y no existía peligro de mayor propagación. El lugar afectado fue un edificio que construía la firma Neut Latour y Compañía. Se quemaban materiales de construcción, artículos para instalaciones eléctricas, castillos de madera, etc.

No se presentó ninguna anormalidad mientras se trabajaba, pero se produjo un repentino derrumbe casi al término de la labor, cuando se extinguían algunos focos de fuego en unos castillos de maderas adosados a una pared cortafuegos, que, como muchas que existen en esa ciudad, se había ido aumentando en altura con los más diversos materiales.

En su base era de adobe, más encima cemento y finalmente de ladrillos, agregados estos que se hicieron para que alcanzara la altura de dos pisos. Por lo tanto, su base era débil, ya que no fue calculada para resistir todo ese peso.

Antes de dar la orden de retirada, como es costumbre, se practicaba una revisión más del lugar.

El Cuarto Comandante hacia botar enlucidos de cemento que estaban por desprenderse de una muralla, mientras que el Tercer Comandante dirigía el trabajo de despeje encima de los castillos de madera. El Comandante se hallaba en un sitio estratégico desde el cual dominaba toda la acción que se estaba desarrollando y desde donde podían ser oídas sus instrucciones, que impartía por megáfonos.

Repentina y silenciosamente, la muralla cortafuego cedió en su base. Hundiéndose más o menos 40 centímetros y comprometiendo con esto la estabilidad de una construcción de 2 pisos a la que estaba adosada, la edificación a la que no había alcanzado la propagación del fuego y que se desplomo sobe el personal que trabajaba encima y a los pies de los castillos de madera.

Seis jóvenes Bomberos sucumbieron ante la inevitable caída de la estructura, apagando sus vidas en el cumplimiento del deber voluntariamente impuesto: Patricio Cantó Feliú, de la Tercera Compañía; Pedro Delsahut Román, de la Cuarta Compañía; el Teniente 3° Carlos Cáceres Araya y Alberto Cumming Godoy, de la Sexta Compañía, y Rafael Duato Pol y Eduardo Georgi Marín, de la Duodécima Compañía.

Otros dieciséis Voluntarios resultaron heridos, algunos de ellos en estado de suma gravedad.

Al día siguiente, en el Directorio reunido en Sesión Extraordiaria en el Cuartel General, el Superintendente Hernán Figueroa Anguita, pronunciaba en su triste alocución: “Nada hacía presagiar tan irreparable desgracia. Nuestros mandos, que cuentan con gran experiencia, que nunca habían visto sorprendidos por un acción tan absolutamente imprevisible, tuvieron que presenciar como hundían los cimientos de una vieja muralla que aplasto a estos seis voluntarios que a consecuencia de ellos fallecieron”, agregando que “todos los Voluntarios fallecidos tan trágicamente eran jóvenes, activos y entusiastas y ya se habían dado a notar en sus respectivas Compañías por condiciones especialísimas que reunían y por el cariño con que estaban sirviendo a la Institución. Vosotros, compañeros que me escucháis, sabéis comprender porque la sufría, la congoja que experimentamos con este impacto. Para esta noble Institución que solo se rige por las reglas de la más absoluta disciplina y que solamente se guía por ese espíritu humanitario que todos nos congrega. Este es un golpe muy doloroso”.*

*Texto extraído de la Memoria CBS, año 1962.



Compartir esta noticia:

Comenta esta noticia: