Noticias

Actualidad

Los 100 años de la Guardia Nocturna "Fernando Waymann"

Fotos Portada Noticia
Foto: CBS

Ingresó a la 2ª Compañía de la Institución el 15 de julio de 1901.

El domingo 30 de septiembre de 1917, nacía la Guardia Nocturna “Fernando Waymann” de la 2ª Compañía del Cuerpo de Bomberos de Santiago (CBS), producto de la constante preocupación de la Comandancia por entregar un mejor servicio a la comunidad de Santiago y a la incorporación de la primera Bomba Automóvil marca Seagrave & Co.     

 El libro de Actas de Sesiones de Compañía señala al respecto:

“Sesión Extraordinaria en 26 de Septiembre de 1917.-

Gastos. El señor Director Accidental, (Capitán don Ángel Custodio de los Dolores Ceppi Argenti), manifiesta que el 30 del presente tendrá lugar la entrega de la Bomba “Tulio Ovalle” al Directorio i que con motivo de quedar en servicio deberá haber en el cuartel una Guardia Nocturna permanente, por lo que se hace necesario la compra de catres, colchones, etc., i propone que se haga el gasto correspondiente autorizándose la inversión hasta la suma de seiscientos cincuenta pesos ($650.-) con este objeto”.

La incorporación del material automóvil a la Segunda Compañía permitió una mayor rapidez para llegar a los incendios. Ello originó la creación de un servicio de guardia permanente durante toda la noche, sujeta a una rigurosa disciplina y una sólida preparación de sus integrantes, permitiendo contar con una ayuda eficaz que complementó el magnífico trabajo diurno que ya realizaban desde su fundación. Sus integrantes mostraban un gran espíritu, sacrificando su descanso hogareño y familiar, pernoctando en el viejo cuartel de Avenida Recoleta Nº 7.

Sus dependencias, han sido desde siempre el crisol donde se funde la amistad, el compañerismo y el servicio, en ella sus bomberos aprenden a fortificar los ideales de bien público que han permitido mantener esta Guardia Nocturna por más 98 años, transmitiendo de generación en generación la lección suprema de grandeza humana que, desde la inmortalidad, sigue esculpiendo en el espíritu de cada uno de sus integrantes, los ejemplos de aquellos excelsos nombres de Domingo Galdames Robles (1914 – 1952); Hugo Iribarren Charlín (1915 – 1959) y Rolando Herrera Prieto (1915 – 1971) fundadores de esta verdadera escuela de civismo y abnegación.

Los bomberos que se incorporan a la Guardia Nocturna adquieren el compromiso solemne, dictado por sus propias convicciones y puestos bajo la salvaguardia del honor, reflejando en su accionar la grandeza de sus almas y la sublimidad de la misión del bombero, magníficamente representada por cada uno de los integrantes de esta legión de jóvenes voluntarios, pues cada Guardián es un legítimo heredero y continuador de este apostolado de solidaridad social que le lleva a consagrar sus horas de merecido descanso y sus mejores energías en permanente vigilia, para socorrer a quien demande sus servicios, imprimiendo en sus actuaciones una impronta única y un espíritu helénico de gran devoción y sentimiento.

La Guardia Nocturna, bautizada “Fernando Waymann”, lleva este nombre desde que fue acordado en Sesión de Compañía, el 12 de octubre de 1917, a proposición del Voluntario señor Caro, la que fue aceptada por aclamación y en homenaje al distinguido Voluntario, quien además compuso la marcha “Los Segundinos”, con motivo de la fiesta celebrada en el cuartel por la entrega de la bomba automóvil “Tulio Ovalle”.

  • La historia Bomberil

Fernando Waymann Riveros, ingresó a la 2a Compañía del Cuerpo de Bomberos de Santiago (CBS), “Esmeralda”, el 15 de julio de 1901. La sesión, que fue presidida por el Director don Anselmo Hevia Riquelme, tuvo una asistencia de 16 Bomberos Voluntarios.

Durante su permanencia en la “Esmeralda”, se hizo merecedor a la “Estrella de Honor” los años 1906, 1910, 1913, 1915. En los años 1906, 1910, 1913, 1917, 1921, y 1926 obtuvo premios del Directorio por años de servicios, recibiendo en 1918 la “Medalla de Oro” por 20 años de servicios en la Compañía.

En 1904, es elegido Tesorero, cargo que ocupó hasta 1920. Entre 1921 y 1928, es elegido Consejero de Disciplina cumpliendo también 11 comisiones. Por sus sobresalientes méritos personales y bomberiles, se propone bautizar la Guardia Nocturna como “Fernando Waymann”, proposición que es ratificada por toda la Compañía.

Falleció en Santiago el día 23 de diciembre de 1928.

El dia domingo 24 de septiembre, la Compañía fue citada a Ejercicio a las 11 horas en el cuartel, con uniforme de trabajo, para realizar una romería a la tumba del Voluntario fallecido don Fernando Waymann Riveros, quien fuera en vida unos de los voluntarios más colaboradores con la guardia nocturna.

Se colocó una ofrenda floral y además se descubrió una placa para recordar los 100 años de la fundación del Guardia Nocturna.

Hicieron uso de la palabra, el  señor Director don Carlos Peña Acuña y  el guardián más nuevo, el Voluntario activo señor George Garrido.

Información: Pedro Torti Besnier - Voluntario Honorario 2ª Compañía.



Compartir esta noticia:

Comenta esta noticia: