Noticias

Actualidad

La Decimocuarta en sus 59 años al servicio de la comunidad

Fotos Portada Noticia

La historia de la “Compañía Británica de Bomberos”.

Corría la década del 50 cuando John Alfred Stewart Jackson, fundador del colegio The Grange School, junto a su gran amigo, el Capitán Graham Balfour, impulsó aquella idea alojada en su corazón británico de fundar una Compañía de Bomberos de la comunidad británica residente en Santiago. Así, un 29 de septiembre de 1958, se juntaron en el Cuartel de la Primera, Compañía padrina, más de 40 hombres que formarían parte de este nuevo desafío. Sólo faltaba Jackson, quien no pudo ver la creación de su Compañía de Bomberos, ya que meses antes había fallecido.

Ese día se firmaba el acta de fundación de 14a, la que se llamaría Compañía Británica de Bomberos y cuyo instructor sería el Old Boys, y también primerino, Gonzalo Figueroa Yáñez. Aun así, el número 14 los distinguiría más adelante, cuando el Cuerpo de Bomberos de Santiago diera su aprobación.

El 8 de julio de 1959 y bajo la atenta mirada del Directorio de la Institución, la ahora “Catorce Compañía J.A.S. Jackson, The British and Commonwealth Fire Company” elegía a sus primeros oficiales titulares: Douglas Mackenzie como Director y Harold Bain como Capitán, quienes cimentaron las bases de lo que hoy es la Catorce. Los años 60`s trajeron nuevas sensaciones y experiencias.

Ya consolidados y en un desarrollo progresivo, dejaron atrás aquel carro que los acompañó en sus primeros pasos, un Delahaye del año 1938, y reemplazaron el manubrio de madera al costado derecho y los frenos de palillo, para dar la bienvenida a un carro fabricado en Inglaterra marca Leyland, diseñado por la misma Catorce y que entraría en servicio el 7 de julio de 1963. Se bautizó con el nombre de su primer Capitán, Harold Bain, quien muriera trágicamente un 6 de noviembre de 1962.

Otro hito importante fue la visita, en 1968, de su Majestad la Reina Isabel II de Inglaterra, la que fue recibida con honores por la Compañía en el Grange.

En la década de los 70 se produjeron hechos muy significativos. El año 73 muere quien fuera el primer Director, Douglas Mackenzie, después de haber ejercido ese cargo por casi 8 años. Ese mismo año y en honor a él se crea la competencia interna que lleva su nombre. También hace 3 décadas atrás, la Compañía obtiene sus primeros oficiales generales en el Cuerpo. El Voluntario John Yeomans asume como 4° Comandante el año 72 y como Vicesuperintendente en 1977; mientras que Felipe Dawes Martindale es elegido Intendente General el 75, Tesorero General el 77 y 4° Comandante en 1979.

En 1977, y después de varios intentos cercanos, la Catorce gana la Competencia del Cuerpo “José Miguel Besoain”, corrida en canchas del Country Club, donde el equipo fue comandado, al igual que hoy en día, por Eduardo Vanni.

El fin de la década se vislumbra con la llegada de un segundo carro a la Compañía. Una máquina de apariencia singular, redondas formas y velocidad algo retrasada; el Z-14. Un carro cisterna que transporta 8.000 litros de agua y que estaría en servicio hasta 1995.

La entrada a los 80 golpeó duramente a la Décimocuarta y al Cuerpo, con la muerte en acto de servicio del Voluntario Fundador y Cuarto Comandante Felipe Dawes Martindale, quien había desempeñado los cargos de Secretario, Teniente 2º, Teniente 1º y Capitán de la Compañía. Un año después, se bautiza con su nombre a la Guardia Nocturna y se descubre un óleo en su recuerdo.

En 1980 se dijo adiós al carro Leyland, siendo entregado a otro Cuerpo de Bomberos. En su reemplazo llegó provisoriamente una máquina de origen francés marca Berliet modelo GAK 20 y posteriormente la máquina Berliet Camiva 770, que los acompañó hasta 1987, siendo reemplazada por una Renault Camiva modelo G 230.

Durante esta década, la Catorce tuvo como Oficiales Generales a Felipe Dawes como 4º Comandante y a Ronald Brown Laverick como Tesorero General. En virtud de las necesidades de la población y sin poder quedar ajeno a los adelantos tecnológicos, la década de los 90 se vistió de múltiples cambios.

Así, el viejo y cansado Z-14, es sustituido por un nuevo carro, el 14 de octubre de 1994. Un Renault Trafic modelo B110 especial para Rescate Vehicular, que pasaría a llamarse RV-14 y luego R-14. Sin duda este hecho vendría a modificar definitivamente el estilo de trabajo, y asumían así la responsabilidad de capacitar a los voluntarios en Grupos de Rescate y paramédicos, los que desde ese momento, estarían en constante compromiso con las vidas de las personas.

Ese mismo mejoramiento técnico, significó la necesidad de realizan algunos cambios estructurales en su cuartel. Después de varios proyectos y ante proyectos, se decide ampliar el living hacia la sala de máquinas, reubicando ésta última hasta su disposición actual, para recibir el 23 de septiembre de 1991 a la Princesa Anna de Inglaterra, hija de Su Majestad la Reina. En esta década, la compañía vive el período más renovador en lo que a uniforme de trabajo se refiere.

Atrás quedaron los blue jeanes, botas de goma, cotona de cuero negra, toalla blanca y casco de fibra de vidrio, mientras cobran fuerza las botas con protección de acero, buzo con huinchas reflectantes - primero grises y luego amarillas- jardineras, cotonas de Nómex con huinchas reflectantes, guantes y cascos marca Bullard, sin cucarda y con protector de ojos. Corren vientos de seguridad personal y tecnicismo, tanto en uniformes como en material de extinción de incendios y rescate. Se modifican las claves de comunicación del Cuerpo, nacen las frecuencias internas de las Compañías y el romanticismo y la suerte, comienzan a quedar atrás. Es una década de fuertes y necesarios cambios.

A nivel de Oficiales Generales, nuestro voluntario Ronald Brown Laverick parte la década como Tesorero General hasta 1991, cuando asume como Vicesuperintendente. Posteriormente, en 1996, se le otorgaría la calidad vitalicia de Director Honorario, convirtiéndose en el primer Voluntario de nuestra Compañía que accede a tal distinción.

Casi al final de estos años, la Compañía gana una vez más la competencia del Cuerpo “José Miguel Besoain”, esta vez a cargo del Capitán Raúl Zapata.

El año 2000 comienza con una nueva modificación en el uniforme de trabajo. Se adquiere un modelo de casco similar al utilizado en Inglaterra de color amarillo y con el escudo de la compañía en su parte frontal, y a fines de año, entran en servicio dos nuevas máquinas; la Bomba es reemplazada por una Renault Camiva Premium 300 SP, y el Carro de Rescate por un Renault S-150, especialmente acondicionado para la 14a.

Hoy la Decimocuarta es una Compañía que ha sabido convivir y relacionar óptimamente dos conceptos propios del Bombero Voluntario.

Una renovación tecnológica necesaria

Un anhelado sueño estaba en la mente de todos los integrantes de la 14: la renovación de su Carro de Rescate RX-14.

Este proyecto tuvo un proceso de alrededor de 5 años de trabajo en evaluación de objetivo/desempeño de lo que se apuntaba a cumplir como Compañía especializada en Rescate Técnico Pesado, cubriendo emergencias como Rescate Vehicular, Rescate Urbano y Rescate en Incendios, entre otros.

Esto representó uno de los avances más importante para la Decimocuarta en la especialidad de Rescate, actualizando el servicio con las más altas exigencias y tecnología disponible.

Fue puesto en servicio el 20 de octubre de 2012, en una ceremonia desarrollada en el Frontis de la Ilustre Municipalidad de Providencia.

La Cuarta Campana de la Iglesia de la Compañía de Jesús

Como parte de los emblemas simbólicos del Cuerpo de Bomberos de Santiago, están las Campanas que se encontraban en la Iglesia de la Compañía de Jesús.

Tras la tragedia ocurrida el 8 de diciembre de 1863, estas fueron llevadas por un comerciante inglés al Reino Unido, siendo distribuidas en varias ciudades y por tanto perdiendo su rastro.

Afortunadamente, estás nunca fueron destruidas y pudieron ser recuperadas 3 en primera instancia, las que están ubicadas en el Cuartel General y en el patio del ex Congreso Nacional, lugar donde se encontraba la Iglesia.

Una cuarta campana logró ser encontrada en la localidad de Neath en Gales, precisamente en la Iglesia St. Thomas, la cual era mantenida desde 1870.

Gracias a los contactos y la gestión realizada por el Miembro Honorario de la 14ª, HRH Príncipe Eduardo, la Compañía viajó al Reino Unido para recibir este símbolo, en una solemne ceremonia en septiembre de 2012, siendo puesta en su Cuartel en 2013, como un memorial que recuerda a las víctimas de la Incendio del importante templo religioso capitalino, y en conmemoración de los 150 años de la fundación del Cuerpo de Bomberos de Santiago.

Texto: 14ª Compañía y CBS



Compartir esta noticia:

Comenta esta noticia: